Cómplices

poema de J. D. Grotz

Verás, cuando juntos estemos
sera el yugo de la pasión con la que ya estamos familiarizados
los que nos una y consagre como las dos bestias sangrantes que somos.

No habrá paz ni mucho menos tregua.
Será algo que no tendrá parate por parte de ambos olimpos.

De ahí me prejuicio de ridiculez hacia nuestras palabras sutiles
o formalidades.
Como si no quisiéramos estrangularnos con el palpitar del otro.
Como si el calor nos importara cuando es verano y estamos juntos.

Seremos cómplices y homicidas del mismo crimen.
Pasión.

Comentarios sobre este poema