Se va la vida…

Se va la vida…
Se apaga la luz, se cierra la puerta, no hay miradas, todo se desvanece.
Se va la vida…
Cantos y alegrías vuelan con el alma hasta los rincones de los mundos celestes.
Dormir sin cansancio, se cierra la obra, se culmina la escena.
Se va la vida…
Las huellas se terminan, el reloj se detiene.
Las mañanas se paralizan con los cantos de los pájaros, el silencio aparece como música eterna.
El andar por caminos complejos y dolores insoportables terminan en una cobija, en un espacio para el descanso, sin molestias, sin palabras que perturben.
Se va la vida…
Entregas infructuosas, afanes materiales, cada llegada acumula los sentidos de un corazón entregado al vacio, nada paga el esfuerzo.
Cada día se llena de oportunidades para encontrarte contigo mismo, son momentos que no vuelven, pasan como el viento y se alejan como las estrellas.
Otro mundo comienza, lo dibujaste con tu vida, lo pintaste con tus acciones. todo se fue,tu misión término.
El perdón está servido en cada andanza tuya, dale uso. Hazlo huéspedes de tu alma. Considéralo de tu propiedad.
Se va la vida…
Cerrado el paso, no hay tráfico, cero comunicaciones, la realidad está presente, el sol se fue, las mañanas se esfumaron.
¡Oh DIOS, que levantas la muerte, que das luz a la vida, que entregas tu misericordia a este mundo, enséñanos a orar, a perdonar de corazón, a confiar cada vez más en ti, guía para siempre nuestros pensamientos y nuestras acciones. Bendito seas señor..!!

Comentarios sobre este poema