EL GRITO

poema de J.Hernandez

Gélidos días después de cada noche
Lúgubres pensamientos tras cada reproche
Tristes caras detrás de cada sonrisa
Y me quedo parado, mirándote, sin prisa
Me pregunto si en tu cabeza
Se encuentra la certeza
De que yo por ti pierdo la nobleza
No te asustes cariño
Son solo palabras de un dulce niño
Que se muere por ti
No me da miedo mostrarlo
Querido mundo, ¡soy así!
Me encanta gritarlo

Comentarios sobre este poema

Sé parte: Comenta y vota