Este buen amor

La claridad de la luz iluminaba nuestras almas, nos uníamos en danzas espirituales como dos almas llenas de color, en una habitación opaca trate de hallar tus labios, pero me encontré en una escena ridícula en la que tus ojos se apartaron de mí y mi mundo cayo,
mi alma se tornó azul, mis esperanzas fueron estrellas fugases que al ver tus lagrimas desaparecieron mientras me lamentaba al no tenerte a mi lado.

El tiempo paso, nuestras manos se juntaban en un juego de amigos, tu mirada alegre perseguía mis ojos en un coqueteo constante, nos abrazábamos en tu cama, recuerdo el instante en que mis esperanzas se hicieron fuertes de nuevo, renacía de las cenizas como el ave fénix, mis alas se tornaban de un color dorado y mis ojos iluminaban más que el sol de mediodía con tan solo observarte. Mientras descansábamos al ritmo de una suave melodia encontré tus labios que esta vez correspondieron a los míos y en un suave beso tu alma de un azul muy claro se unió con la mía que era de un azul más fuerte, más oscuro. La misma escena se repetía constantemente, mientras uníamos nuestros cuerpos, mis manos acariciaban tu rostro tan puro que reflejaba aquella alma inocente que estaba atrapada en tu cuerpo, aquel lado que nadie sabía valorar, pero que en un instante le di un alto valor, sabía que era un tesoro preciado que jamás dejaría que se fuera de mis manos.

Cada vez que experimentábamos nuestros sueños más salvajes, yo me sentía más cerca de ti, pero en un instante, tu alma se congelo y la mía se tornó oscura, en un suave y sutil suspiro decidí que lo mejor era alejarme cuando tu respiración era más pausada y las preocupaciones atormentaban tu alma tan pura.
Cuando eres joven tomas el camino arriesgado, en el momento te olvidas de aquellos riesgos hasta que llegas a la mitad del camino y te planteas dudas que solo te llevan al camino de regreso, al mismo punto de ahogo inicial, dejando a quien más amas abandonado en una carretera oscura y llena de peligros y comienzas a caminar de madrugada con alguien nuevo en la perpetua oscuridad.

Perdidos en el tiempo, llenos de ilusiones fugaces, sueños salvajes, amores complicados y decepciones, terminas perdiendo la esencia de quien en realidad eres, pero sabes que hay un lazo que jamás podrás romper, una marca permanente, una luz en la oscuridad y un recuerdo que muy difícil saldrá de la mente de dos jóvenes amantes que solo buscan la felicidad.

*El azul tiene significado de tristeza*

Comentarios sobre este poema