Egocentrismo

Vuelvo, casi obligado,
Arrastrado por el aislamiento,
Me repito que lo he superado
Pero es obvio que miento.

El silencio, es mi arma de defensa,
Lo unico que me queda,
Una amargura pura muy extensa,
Que tranquilamente de mi se apodera.

Creen que me gusta o es mi elección,
Me tapo los oidos y no resulta, me frustra,
De a poco se ajusta y los gritos cojen razón,
Al inicio sonidos incomprendidos, pero ya no me asustan.

¿Que buscan con el reconocimiento?
Si quieren me ilumino, como Wells imagino,
Me inclino a escribir y aparecen monumentos,
No lo pretendo, solo que alguien se siente y escuche todo lo que digo.

Que dificil, reconocer esto ultimo,
Como un estupido sigo siendo un cobarde,
Espero como Alex DeLarge algun día mi estallido,
Espero que alguien venga y que cuando llegue no sea demasiado tarde.

PD:Estos versos estan completamente dedicados a los niños, una especie que ya no se ve en las calles.

Comentarios sobre este poema

Sé parte: Comenta y vota