Reflexiones. Segunda parte

poema de Cangreja 93

He llegado al punto de pensar... ¿En mi ambiente, me querrán?
¿Sere querida por alguien?
¿Tendré la posibilidad de feliz alguna vez?

No hablo de un novio, no. Hablo de la familia.

Dentro de la mía he podido ver que ya no soy feliz.
Pude notar que estoy sola de los dos lados más importantes para mi.

Solo una persona creyó en mi, una. Y si, es ella mi confidente, mi fiel compañera.
Los demás han hecho a un lado las cosas que he dicho

Un lado me ha dicho: "no te mientas mas"... "yo lo único que quiero es vivir tranquila y ser feliz".

Y del otro: "yo no se que decirte"...

A mi conclusión.  Me encuentro en la cuerda floja. Ya que si todo lo que he hecho sido para nada, de que me sirve vivir en un lugar donde lo único que se ve son las malas miradas, disgustos y sensaciones de incomodidad...

¿Que quiero decir con esto?
Ya no soy querida.
Ya no soy querida en el lugar donde estoy
¿Que debo hacer?
IRME.
Dejar atrás la vida que llevo, para armar la mía de cero.

Llegará el día en donde realmente me necesitará, pero no se si podré ayudarla, porque no estaré cuando eso suceda.

Tarde o temprano ella se dará cuenta de que alguna vez la ayude, mal o bien, lo he hecho.

Y si eso no sucede. No se que pasara...

El tiempo lo dirá

Comentarios sobre este poema