No Te Aceleres

poema de Ibn Nuzer

No te aceleres, porque el tiempo pasa
No importa si caminas o conduces.
De igual forma llega el momento
Tanto lo esperes, tanto le huyas.

No te aceleres ni tampoco presumas
Porque el aire es común para todos
Y –muy agradecido- aun es gratis.
¡Date cuenta que la vida es un balón
Que siempre gira, rebota, se detiene y pasa!
Mas aun siempre vuelve, lo merezcas,
Lo necesites o lo temas: vuelve.

No te aceleres ni te asustes
Que está reclamando lo que es suyo.
¿No te fijas que nuestro tiempo pasó?
No agradecemos y bebemos soberbia;
No disculpamos y comemos altanería.
¡Si solo esa ramita mostrara el llanto
De nuestro presente sin memoria
Sabríamos que nuestro ataúd está listo
Y hecho de mentiras, deudas y de asfalto.

Plántate, en un atardecer, con ella
Y baraja las cartas que te presenta:
Si ganas la partida, acelera tus perdones.
Si pierdes, no habrá tiempo para acelerarse.

Comentarios sobre este poema

Sé parte: Comenta y vota