Éxodo

poema de La Dama Azul

La proyección del sol sobre la superficie;
el estío y las frutas silvestres promulgadas
ante la enramada espesa.

Un huerto de cardos
germinando cercis.

El trance;
un diálogo de semillas
adherido al argumento de sueños,
y la espesa turba por lograrlos.

De frente, el éxodo.

El tribunal injusto, anclado
sobre la fracturada espalda;
al pie del cepo que embisto.

Y entre el tumulto incierto
a la faena de sobrevivir;
se emula por el aliento salvo.

Irrigada la débil utopía
un cómplice transeúnte
vierte un asalto.

Sin rima,
el invasor del apego a hierro oculto,
vierte un canto
mientras vaga cerrando
las amplias puertas.

Al centro, el éxodo;
donde mora el paisaje de un naufragio.
*

Marzo 8, 2019
© 2019 Gabriella- La Dama Azul. Todos los derechos reservados.

Comentarios sobre este poema