De tormenta en tormenta despeñado

poema de La Dama Azul

Vuestro nombre enclaustrado,
ardiente en sobresalto;
ignora la guardia
que fija la ambición de tan vasto mirad.

Se alberga sorda la repetida palabra
que oculta una retención vacía,
del bosque umbrío.

La aflicción se desliza
por entre el corredor de un bosquejo de ideas, sin regimiento.

Un circulo donde la cigarra
ciñe en su tonada,
el cansancio de la fuente;
salvo en los pasos que se alejan…

Entre estandartes.
el agua del afluente posee su propio rumbo;
y cuál caravana las nubes se arrojan
bajo la luna del rayo frío.

Nada se marcha por siempre…
La ausencia queda.

La falta del aire marino,
pasos en círculo sobre la arena,
estragos de una mano trémula
y todo agolpado bajo la fatal memoria.
Aislado en el impenetrable pecho desnudo
de tormenta en tormenta despeñado.
+

Junio 14, 2019
© 2019 Gabriella- La Dama Azul. Todos los derechos reservados.

Comentarios sobre este poema