De bronce y aromas

poema de La Dama Azul

Se mecía vuestra cuna
en la tibieza de la Sabana africana.

En el continuo dosel arbóreo
que albergan campos cerrados;
y sobre ellos suaves pasos
crujiendo las hojas caducas en la seca estación.

El origen perdido…
colmado de abundantes semillas
y raíces densas, dónde los cánticos entonan
sobre el espectáculo natural de la libre fauna.

Frente a la crepitante hoguera
los primeros pasos del hombre y su transparente sombra,
cubierta de ancestros y del saturado rocío
envolviendo vuestra piel bruna.

Debajo del nocturno manto
a través de las copas del baobab;
una constante lengua azul,
me transporta frente a las puertas del sol.

Bajo el cálido aire
suena la melodía y la corteza
trasladando entre latidos la dilección;
transitando por vuestra desnudez de ébano
mis riberas pupilas.

La visión quimera
de bronce y aromas de humedad…

El sonido del viento murmura y en su travesía,
concilia allanando los sueños
con el aliento de un beso
que rememora vuestra azulada sombra.
*

Julio 4, 2019
© 2019 Gabriella- La Dama Azul. Todos los derechos reservados.

Comentarios sobre este poema