La bella durmiente

poema de Dreamer girl

Entonces recordé que a él le gustaba tocarme, pero no le gustaba besarme.

Cinco segundos de angustia que se difuminaron al recordar todas las veces que no quiso besarme para no herirme. Todas las veces que se detuvo por miedo a enamorarme.

Pero también recuerdo todas las veces que flaqueó, hechizándome sin remedio, sin nada que me pueda sacar de este embrujo.
Si a él no le gusta besarme, ¿cómo me despertará de este sueño eterno?

Comentarios sobre este poema

Sé parte: Comenta y vota