Mujer de mi pueblo

Mujer del llano,
que muele el sol,
te ví en el valle,
dorar la flor.

Mujer de lana,
neblina y cedro,
mujer de leña,
rumor de un sueño.

Ya veo nidos,
allà en tu cama,
son codornices,
riachuelo en llamas.

En tus espaldas,
azules vientos,
sobre tus manos,
el firmamento.

Por las orillas,
de las riveras,
se ven los ruídos,
se escuchan huellas.

Mujer de sangre,
ternura a cielo,
te espera un techo,
aquí en mi Pueblo.

Comentarios sobre este poema