Oda de Amor

poema de Sacuanjoche

Seré de tí, si me dejas Volar en la alcoba de tú verdád, estaré contigo cuando prefiera, alcanzando tu voz en
la intimidad.
Miraba la luna; me uní a ella; era linda era bella, declaraba una Sonrisa de perla, como ésas de primavera. Sentí que tus pasos penetraron mi escondite, mi corazón: no sé qué decirte.
Tan sólo sé que se siente como nunca antes sentiste.
Suelen los encantos solos hablar y cruzarse las líneas que llevan a tí.
Cuantas a punto de morir; Crucé las mías entre tus brazos, el entre cruzado fuego llegó a su fin.
Hay! Cielo dorado que es tan tuyo y mío, que si me dejo enamorar muero por tí y cuando muero vivo, porque por amor vivimos los dos.

Comentarios sobre este poema