Lamo tu herida

poema de Daih

Abro mis muslos.
Como si fueran alas rotas de un ave al caer.
Caer a tus brazos rociarme de ti.
Recógeme así, herida.
Con esa herida de entre mis piernas
que late por tu presencia.
Amada mia, esclava mia, mi dueña.
Mientras internas tus ansiedades en mi
me abro como una flor
estrujada de pétalos turgentes.
El volcán quiere mezclar nuestras lavas
y secarnos como en una sola piedra.
Lameré mientras tu herida
en esta eterna espera.

Comentarios sobre este poema