ADIOS DEL AYER

No existirá lugar,
donde yo no pueda estar
No existirán fronteras
que yo no pueda pasar

No existirán murallas
que no derriben mis ansias
No existirá pobreza,
que opacare mi prestancia

No existirán senderos
que mis pasos no tacasen
No existirán huellas
que en caminos no dejase

No existirá amor,
cuyo recuerdo me subyugue
Ni heridas desvanecientes,
que mi bálsamo no cure

Mi futuro será etéreo,
como etéreo es mi pasado
Y me haré una mortaja,
por todo aquel que me ha amado.

27/11/82

Comentarios sobre este poema