TU ROSTRO EN LA DISTANCIA

poema de Aldebarán

Al cerrar mis ojos,
dibujo con el lápiz
de la tinta indeleble
de la ausencia
tu rostro en la distancia.

Evoco tus ojos
de mirada penetrante,
los cuales dicen mucho,
sobre tu alma indomable,
sumisa frente al trato amable
y cortes,
con que en sincero trato
te diriges en ese mundo
donde no cortas tus alas.

Tu rostro en la distancia,
percibo en él
la mirada taciturna,
de noches solitarias,
donde lucha el león
con el cruento irracional deseo
y la nostalgia de sentir
quien acompañe su morada,
aunque siento que acompañado
aun reina la soledad
sintiendo que no tienes nada.

Alma libre en alto precio,
de buscar en el anhelo,
de amar y ser amado,
aunque no puedes soltarte
de tu mundo idealizado,
por correr en bellos prados,
queriendo regresar
a probar del remanso,
de la paz,
del calor de aquel hogar
que te invita a descansar.

Tu rostro en la distancia
a través del cual discierno
vuestra alma,
en curioso comprender,
ya que tan solo eso puedo hacer,
por tanta distancia
entre los dos
rostro en lejanía,
sin que tus manos
puedan tocar las mías,
tan solo llevo al papel
lo que inspira a descubrir
tu rostro en la distancia.

Comentarios sobre este poema