Anoche, fue inevitable, cerré los ojos y te busque en mi piel, en mis ganas en mi ser, recorrí caminos solo por ti explorados y mis cinco sentidos despertaron al sentir tu ausencia, mis ansias añoraron tus labios, mi cuello, exigió tu boca, mi cuerpo se erizo en pleno reclamo, por la falta de tus manos, al final de todo, sublimemente viaje hasta el cielo, donde adherida a ti, me deleite al entrelazarme a esa bendita gloria que solo en ti, yo logro vivir, con tan solo imaginarte aquí, cerquita, muy, muy, cerquita de mí.

MIS SENTIMIENTOS IMPREGNADOS DE TI ♥
De Alma Delia Godoy L.
©All Rights Reserved©

Comentarios sobre este poema