Sin creer en el destino espero llegar a Roma

No creo en lo que todos llaman destino,
pero hay cosas que no podemos controlar
como los sentimientos y el tiempo.

Soy muy supersticioso pero:
espero que todos los caminos lleguen a Roma
Coincidir, y que el puto destino se digne a terminar lo que un día empezó.

Ya sea juntos haciendo el amor todos los días,
o a kilómetros odiándonos por no ser capaces de demostrarle al mundo que, somos nosotros quienes tomamos las decisiones.
-amar es una decisión de valientes, amar a una persona de por vida es valentía-

Comentarios sobre este poema