Cigarros.

No es fácil repetirte mil veces por segundo que la vida es una parábola de cuentos infantiles dentro de un film de terror, la atmósfera en otros lugares es un poco mas liviana, pero en consideración a lo que respiro es lava pura, me reprimí mucho tiempo intentado ser sencillo, ya que al ser complicado es un arte lograrlo, lo logre y me convertí en lo que siempre quise, un recipiente vacio, de gustos comunes y de paladar conformista, de odiar a todo a lo que la sociedad seguía a estudiar marketing, es mas racional que instintivo pero lo logre, ahora estoy en ambos lugares en cualquier momento puedo saltar del uno al otro, recuerdo mi infancia como fragmentos o imágenes repetidas y lo único similar en todo es que guardaba una sonrisa inocente y una tristeza inconsciente en el alma, por eso no culpo a nadie querer pintar los peses de color negro si así lo desea, por mi parte supuse que era elegante, que mi futuro iba ser brillante, jamas pensé que un niño rubio obligado a mantener un corte militar por la crianza machista tendría raíces negras al ser adulto, algo mas común de lo que parece, jamas pensé darme cuenta que los seres mas sabios para mi hoy en día espero enseñarles y abrirles los ojos de tanto rencor, y estoy agotado lo juro, quiero respirar el olor del agua pura de las cascadas frías, quiero ver el cielo como veo las ruinas de los edificios de mi ciudad, de cerca y sobrevolando en aves de metal, quiero mantener vivo ese yo que esta apunto de morirse, ese que escribe y ese que canta, ese que aun tiene miedos y lo hace humano, y es que no paso un día sin pensar en lo fácil que es rendirse y lo grandioso que me veré si logro no vencerme, mientras el mundo se desmorona y todos sienten miedo de morir yo ya pase por esa etapa desde que nací y no siento miedo de perder nada, si no de no lograr tener algo, que es muy distinto, y la verdad tengo demasiado para lo que merezco, tal ves es porque me aferro a la idea de que jamas he estado solo y que jamas lo estaré. Un día espero matar estas ansias de necesitar fumarme una caja diaria y este enojo reprimido ante lo que siempre se me negó, soy consciente de este monstruo que vive en mi y no quiero lastimar a nadie, las personas no saben que estoy tan delicado de salud en el corazón que podría dispararles si tan solo me lanzan una mala mirada, las enfermedades psicológicas y emocionales son las mas severas y mas complicadas de percibir lamentablemente, las agujas en un pajar ya a estas alturas son comunes, y las consigues con unos cuantos dolares en el bolsillo, lo complicado en si es mantener tu alma intacta al intentar salvarte de la ira del mundo, no tienes idea de lo sencillo que es el amor cuando se tiene todo, y lo difícil de conseguirlo todo sin que nadie te ame, un pellizco de realidad y unos ojos secos de tanta violencia a tu alrededor, como victimas y victimarios ya a estas alturas decimos frases tan repetidas que ya ni pervivimos que es el bien y que es mal, ya hay tantas luces artificiales que no sabemos realmente cuando cae la noche y cuando amanece, y aunque suene tentador comer de la mesa del diablo, guardare ayuno y comeré de las cenizas de mis cigarros.

Comentarios sobre este poema