La mentira

Su hipocresía alevosa
Es un castigo insoportable
Su falsedad piadosa
Le hace más perdonable.

Con su efecto placebo
Disimulo toda la verdad
Encubriendo lo que no debo
Revelar a la humanidad.

La veracidad es su adversaria
Centinela de la justicia
Su enemiga temeraria
Que derrota con malicia.

Su supremacía es platónica
Cuando opaca la verdad
Una duración lacónica
Traerá tranquilidad.

Es la Diosa del engaño
Esta Reina farsante
Emite un poder extraño
Corruptor y fascinante.

Comentarios sobre este poema