Escritor: Rogervan Rubattino | ES | Desde Ago/2016
Domingo, Octubre 28, 2018 - 06:24

El Huerto del Silencio

Rogervan
Yo escribo a la muerteEsa muerte que nadie esperaQue nadie advierteY que va cediéndonos días de sol y de septiembre.Escribo a esa muerte afortunada que te permite olvidar que vas a morirQue hace sabio un sinsenti-doy te hace fuerte en el abismoDe la senectud o el olvi-doTesoro estival de la vida.Yo escribo a la muerteCuando nadie llama y nadie atiendeCuando las tardes ceden su néctarDe estros y de brisas en sus caballitos silentes.
Autor: Rogervan Rubattino | ES | Desde Ago/2016
Domingo, Octubre 28, 2018 - 06:13

La Cordillera de Annam

Rogervan
El octavo río más largo del mundo es el Mekong, recorre seis países desde el Himalaya hasta el Mar de China...En un sitio indeterminado entre las mesetas de Nakai y la de Bolaven vivía una familia de agricultores compuesta por...Debido a su economía de subsistencia todos los miembros de la familia debían en la medida de lo posible aportar con...Yantsé, hombre moral y pertinaz, era también hijo de agricultores, todo lo que sabía lo había heredado de sus padres...Un día en una región distante cerca de las riberas del Yuan, Yantsé se detuvo a descansar, sin reparar en el tiempo...En su apuro vio a más o menos seis brazas inglesas unas luces que parpadeaban como antorchas, sin saber lo que eran y...En seguida dejó de suponer que podían ser otros campesinos y se alarmó al extremo que emprendió la huida. El rocío de...Las luces o chispas que le perseguían empezaron a alejarse en una dirección distinta a la que Yantsé había elegido...Mientras observaba una hilera de ellos fue a tropezar con otro, un montón de tierra húmeda y hierba. Contrariado se...Yantsé no fue capaz de llegar a su casa hasta el día siguiente, desorientado y enfurecido por las circunstancias le...Liang, su mujer, al verle a lo lejos regresar recuperó el alma y corrió a su encuentro. Aun llovía y sus cinco hijas...Suong, su hija menor, cumplía ese día quince años, y como de costumbre tanto trabajar sin beneficio hacía que el...Suong se había propuesto no hacer nada ese día, así que dio un rodeo por el camino que solía transitar para trabajar,...Una conjetura llevó a otra y concluyó que su padre era igual o peor en su mezquindad que su abuelo, para quien todo...Así que, sin pensarlo dos veces, despojó a su padre de la piel que le abrigaba y se la echó encima con intención de...
Poeta: Rogervan Rubattino | ES | Desde Ago/2016
Domingo, Septiembre 23, 2018 - 12:11

Canto a Ariana Bañuelos Conde.

Rogervan
Siluetas que reptan los párpados del sol,pensaba en pensarte guareciendo tormentas.Como las aves que se agitan entre el cieno y el cielo,son estrellas claras de antiguas afrentas.Ella ya no canta ni baila en cenizas,sus pies ya no se mueven,sus manos ya no danzan,los acordes de la brisa.Y el tierno sereno que hierve,en su sangre lentamente, levita,ebulle y eclipsa septiembre.Ella ya no rompe como las olas en las marismas,ni juguetea con las dalias de la fuente,no está muerta, no está viva…ella sólo esta:
Escritor: Rogervan Rubattino | ES | Desde Ago/2016
Sábado, Septiembre 22, 2018 - 13:12

Viuda Blanca

Rogervan
¡Te casas novia con un vil cadáver,difunto que tras el tiempo no late;el que vive casado con su madre,con su trabajo, con el agrio ayer!¡Te casas mujer virgen con aquel,que en el más allá solo estará tieso,entre las enaguas, malvas y yesode tu dulce y tierna luna de miel!Novia blanca eres tú como la nieve,te derrites cual flor de anciano loto,digitando el alba y el roto Notodel norte azul que siempre va y se pierde.!Te casas novia y un saco de huesoses tu consorte, de labios morados,y vetusto porte! Beben sus rezos,
Autor: Rogervan Rubattino | ES | Desde Ago/2016
Sábado, Septiembre 1, 2018 - 12:47

Fusión Eutéctica

Rogervan
Fusión EutécticaEn el graznido del hielo y su azul embalsamado,sonreía ella entre plata y marfil,como un lucero abandonado,en la noche triste del cubil,la escarcha de su recuerdo me ha eclipsado.Clepsidras, diamantes, tormentas de nieve,y su cetro de glaciares contagiando,estalagmitas transparentes, en los sueños del Bóreas,voy perdido, naufragando,voy en picada, salpicando,su sangre de rubí.Auroras boreales, antorchas polares,el frío que sentí en sus brazos, su glaciación,fue un nevado desfile de enloquecidos carámbanos,
Poeta: Rogervan Rubattino | ES | Desde Ago/2016
Sábado, Junio 23, 2018 - 12:18

Ad mortem festinamus

Rogervan
Los colibríes se enfrentan al fuego…Pero nadie detiene el ritual,La marcha de las sombras que se acunan unas a otras…Lo roto y podrido del cielo.Las olas cantan oraciones siniestras,A la orilla de la hoguera nacen lunas,Y el rumor del hielo,Lleva la sangre de estrellas de tierra.—Vamos al reino del silencio,a los brazos de la ceniza que tiemblaen las aras de tus ojos, encuentro solaz.El silbido de la hojarasca viste la tarde,Tus pasos se mojan con el rocío diletante…Un susurro, un suspiro desgarrado,Y la niebla tenue se mezcla en tus rodillas,
Escritor: Rogervan Rubattino | ES | Desde Ago/2016
Sábado, Junio 9, 2018 - 09:48

El Leñador

Rogervan
Ves tus pasos en la nieve,Tu sombra dibuja una centella asida a una madera,Eres un leñador con los ojos ateridos por la ventisca.El aire se corta por la hoja del metal al arrastrar tus huellas,Y la penumbra noble va dibujando tus brazos en la sequía.El leñador no debe ver los árboles solo para olvidar el bosque.Su aliento agitado va presintiendo el pino y el abeto,El olor de la tarde adusta, la humedad del musgo en el invierno.Eres un leñador con los dientes apretados a un sueño.Vas buscando el fuego en un desierto de aguanieve y de helechos.Tus pasos pausados exornan tu dureza,Y tu cadencia a pedernal se aleja y se aleja.El leñador sabe que todos los árboles mueren de pie,Y que, si tan solo uno cae en medio del bosque, donde no existan oídos de mujer,No debe preguntarse si continuará su latido o persistirá su desnudez.
Autor: Rogervan Rubattino | ES | Desde Ago/2016
Domingo, Mayo 20, 2018 - 02:48

Hacha y mandil de viento para horas violeta

Rogervan
Bajé de la montaña hacia el esterocon las hachas y el mandil violetaque me heredaron las ansias de enerohasta las costillas de tus mil grietas.Bajé a embalsamar tu nombre de nubeen esta agua seca de llanto y sol,y vislumbré el ocaso que antes hubeperdido, caído cual caracolherido, tras tu arca...alas de gris.Yo sé que ríes de espanto, deviedotodos esos dulces llenos de miedo,y lento... tras tus latidos de lis.ROGERVAN RUBATTINO ©http://www.rogervanrubattino.comVisita la colección de poemas
Escritor: Rogervan Rubattino | ES | Desde Ago/2016
Sábado, Abril 28, 2018 - 05:08

Adjuración lacustre y menguante o aulodia a tus pupilas

Rogervan
Bebes todos los mares y el otoñode mi patria las raíces, retoñode voces a medio cielo: azahar,llueves, te aminoras: clave de mar.Somos el sueño que busca sequía,los mantos invisibles de la umbría,que leve desaprendió tras el fuego,las lecciones del cielo amargo y ciego.Adjura esta melancolía verde,que me colma de tus ecos errantes,azul oligofrenia que se pierde...que se pierde señera y trashumante,entre ronconas de viento lacustre,y silbidos de acromantes ilustres.ROGERVAN RUBATTINO ©
Poeta: Rogervan Rubattino | ES | Desde Ago/2016
Sábado, Abril 14, 2018 - 15:37

Sobre el crepúsculo de las cosas

Rogervan
Himeneo cubierto de polvo y lampos de luna,La noche trae pupilas taciturnas,A amarizarse en el lecho de la eternidad que languidece.Acaricias mantos de tumbas,Te adormeces en la hojarasca desnuda,Y el goteo de la higueraFuribundo te mece.Vistes de grises jirones de vientos obtusos,Vas con tus pies descalzosSangrando sobre agua de río difuso,Y tus cabellos de sombras periclitan mis pasos.Epatante silbido de abisales caminos,Las cornejas van birlando el humoDe las hogueras óseas y crepitantes,Que yacen en tu piel por un instante,
  •  
  • 1 de 12