Mansos

Deja el sentimiento de lado
Ayunaste por hoy sujetando deseos demás
Jesús se negó así mismo evitando orgullo personal
El dichoso y el manso, escucharon el sermón,
oraron y presenciaron la desaparición
de su ira y confusión.
Despertó en su interior: Espiritualidad
dejando atrás: su materialidad, que efímera se ve.