Atrapado

Las pestañas caen marchitas mientras dormitan
en cualquier latido artificial.
La mirada se cae al suelo o se eleva de él
exigiendo tregua sin previo aviso.

¿A dónde vamos a parar señores?
¿a dónde vamos a parar señores?.
¡Broten de mis pestañas mustias
cánticos y hechizos de fulgor!.

Broten de mi iris extraviado aves y serpentinas;
leviten alto, ¡muy alto!, leviten alto, ¡muy alto!.
Iluminen el cielo con suspiros cromáticos
y por favor, no se preocupen por mí.

(Poema perteneciente al libro Aullidos de silencios).

Comentarios & Opiniones

Silvia

Es precioso gracias por compartir saludos cordiales y beso.

Critica: 
Celeste Alma

Pobrecitas pestañitas!

Feliz finde y anímese, ande!
Saque a pasear a sus hijitos de la mano de su esposo!

Ánimo!

Critica: 
Yerko Paniagua

Gracias por leerme Silvia, un abrazo.

Critica: 
Yerko Paniagua

Muchas gracias por leerme Celeste igualmente feliz finde, un abrazo.

Critica: 
Penélope

Amigo, una obra que exclama, que pide auxilio, que suscita congoja, la congoja de vivir. Un placer leerte! Besos!

Critica: 
Yerko Paniagua

Gracias por leer estimada Penny, el placer es mio, un gran abrazo.

Critica: 

Comenta & Vota