Te quiero así.

poema de Ambnez

Te quiero así,
Con la mierda de tus ojos,
Con frenesí,
Como quieren pocos,
A la antigua,
Con chocolates y flores,
Bajo la luna que no mengua,
Cantando sin lograr que te enamores.
Con locura,
Como anciano o como joven,
En tus días de sol y de amargura,
Amando lo que tus ojos no ven.
A lo Benedetti o Neruda,
Sin tregua en mi canción desesperada,
Te quiero desnuda,
Haciéndote el amor a versos,
Sin que me digas nada.
Seria y caprichosa,
Filósofa y artista mujer,
Sonrisa de diosa,
Como dejar de querer.
Te lo repito otra vez,
Te quiero así,
Tangible aunque no estés,
Te quiero; que más puedo decir.
En silencio,
Sobre el ruido o tu voz,
Con ojos de niña,
Te quiero así, así como sos.
Despeinada y con mal humor,
Sin maquillaje pero con lo sexy de tu sonrisa,
Con las grietas de tus labios, tu rubor,
Tu olor a mujer, tu color sobre la brisa.
Con la desgana de tus mañanas,
Con tus textos insípidos,
Las ganas de verte por la ventana,
Acelerándome los latidos.
Te quiero así, en la distancia,
Sustituyéndote por el insomnio,
Amor de mi infancia,
Mi ángel y demonio.
Pintada en mis poesías,
Y autodestructivo como Hasél,
Sin contar los días,
Tu nombre en mi papel.
Con ansias y bajo la luna,
Y bajo el frío de verano,
Te quiero así; como a ninguna,
Sin el roce de tus manos.
Sin estrellas y bajo el mismo cielo,
Cantándote una canción de dos,
Sin poner los pies en el suelo,
En el desierto de mi cama; al lado de tu voz.
Con los ojos cerrados,
O abiertos y con miopía,
Con amor y sin mirarnos,
Con ganas y melancolía.
Te quiero así; loca,
Coleccionando figuras de acción,
Con 20 años sobre tus pechos; y en tu boca,
Con los puntos de sutura de tu corazón.
Modelando en mi pasarela,
Con el azul de tu sostén,
Eres arte en acuarela,
Y mi timidez en el andén.
Como hielo quizá fuego,
Con ese lunar fugaz en tu piel,
Te quiero hoy, te amaré luego,
Después de amarte sin poderte ver.
Con la alegría de tu risa; sin ser mía,
Tus labios rojos intocables,
Tierna y a veces fría,
Te quiero aunque no me hables.
A lo poeta,
En tus ojos o en París,
En mi libreta,
Desde tus pies y poco más arriba; de tu nariz.
Sin tiempo y permanente,
Con tus enojos infantiles,
Con orgasmos en tu mente,
Y mis caricias inteligibles.
Te quiero así, soy un hombre,
Mujer, nombre de rosa no marchita,
No necesito decir tu nombre,
Si eres; mi poesía más bonita.

Comentarios & Opiniones

Joelfortunato

Siga usted publicando sus agradables obras. Será un gusto seguir su buen arte. Saludos.

Critica: 
Ambnez

Gracias Joelfortunato, palabras que llenan a este poeta. Saludos inmensos.

Critica: 
Huaiquipan

Guau, eso se sintió como una montaña rusa de emociones, genial, esta muy bueno

Critica: 
María Cruz Pérez Moreno -acnamalas-

Muy hermosos versos, grata lectura. Saludos.

Critica: 
Mac1965

Hermoso, me ha gustado mucho. Saludos

Critica: 
Elena Hathaway

Me encanta!

Critica: 
Ambnez

Gracias a todos, abrazos para cada uno, vuestro tiempo en leer mis poesías es magia, inspiración para este poeta. Cariño inmenso.

Critica: 
Ana

"Te quiero desnuda,
Haciéndote el amor a versos,
Sin que me digas nada." *aplaude*

Critica: