HOY, NO QUIZÁS MAÑANA

Tengo aquí en el pecho,
como una barrunta, una mala
noticia se viene galopando, entre
el polvo y el sol, que esta candente.
Mi sudor es frío me corre por la faz,
me nubla la mirada.

Ahí bajo un árbol, apoyo en el tronco,
mis adoloridos huesos.
Perciben mis oídos, alguíen grita mi nombre
no se si son los trinos o el canto de el agua.
No quiero hoy morirme, quizás mañana.
Antés tengo que verlo decirle que lo amo,
qué vengo cada tarde a ver si lo diviso.

De pronto sin advertir, se cierrá la noche,
no hay luna, no hay estrellas.
¡Por Dios que está oscuro!
Mi Dios, ¿Qué está pasando?
Oigo un trote, un brazo de un ángel
sostiene mi nuca, y yo bebo su agua y bebo
sus besos.

Miró, como parte y digo ¡Yo te amo!
¡Te amo!
No se si es día, no se si es noche, mas si sé
no hay reproches y ahí... entre sollozos, recuerdo
el día qué te rapto la muerte.
Deseo irme contigo, hoy no, quizás mañana,
quizás.

Victoria Liberona Alvear.

Comentarios & Opiniones

ORTIZELBA Cecilia Garibayven

Un tremendo poema, que lindo en verdad. Permite recrear las disyuntivas de la vida. Un abrazo

Critica: 
ORTIZELBA Cecilia Garibayven

Un tremendo poema, que lindo en verdad. Permite recrear las disyuntivas de la vida. Un abrazo

Critica: 
Marántomo

Felicitaciones, bellos versos en todo sentido, una gran capacidad de amar y de esperar, saludes, mis mejores deseos.

Critica: 
victoria liberona alvear

Tienes razón debería llevar una coma en verlo, pero como yo los leo en voz alta y no me molesto ni me canso, pero mi opinión no vale vale la del lector y aquí estoy en duda y es por eso que no puedo defender mi poema, gracias Wolffallen.

Critica: