COMO DOS HOJAS.

COMO DOS HOJAS.

Cómo dos hojas austeras,
a los embates del viento,
parecieran dos quimeras,
de un Otoño en adviento.

¡Oh grato sentimiento!
Aferrado al alma pura,
que en púdico momento,
hizo diáfana noche oscura.

Y cual hoja persistente,
aferrada a su rama,
yo te poseo en mi mente.
Tú me sueñas en tu cama.

Más no hay distancia,
cuando tanto se ama,
como deseo y ansia…
No son distantes del alma.

Y somos como dos hojas,
nacidas de una la flor
airosas cual paradojas.
Sobrias como el amor.

Autor: Víctor A. Arana.
(VÍCTOR SANTA ROSA)
Febrero 9 del 2020.