AVARICIAS INFERNALES.

AVARICIAS INFERNALES.

Aúlla la montaña en su dolor,
eco de humilde choza a sus pies,
donde gimen niños sin comer,
ante la avaricia del explotador.

Rondan tétricas enfermedades,
cual aves de rapiña hambrientas,
ávidas de esas vidas macilentas,
que claudican destinadas al hades.

Qué insolentes desigualdades,
por tantas avaricias mundanas,
tanto niños en edades tempranas,
inmersos en agobiantes jornales.

No importa edad, quién o como,
a la voracidad del capitalismo,
ni a la ociosa bota del patrono,
que al pobre pisa con cinismo.

Y aúlla de dolor la floresta,
el valle, el río también la sierra;

El campesino con su voz enhiesta,
y en olvido y soledad manifiesta.
A su hijo con sumo dolor entierra.

Mientras en lujosa mansión,
se celebran los gananciales,
sin sentimiento ni corazón,
producto de codicias infernales.

Para ellos no hay penas,
pandemias ni enfermades,
hay clínicas y hospitales,
para lujosas cuarentenas.

Autor: Víctor A. Arana.
(VÍCTOR SANTA ROSA)
Abril 2 del 2020.