Retrospectiva 1

Duendes, dragones y hadas.

Si.
Aquellos,
¡los de mi infancia!

Los de mis risas y miedos.

Los que se escondían
en los rincones oscuros
y debajo de las camas.

También los de los cuentos.
Siempre con un grito
en mi voz o en mi garganta.

¡a todos ellos!
A todos os digo:
¡Fui feliz!
¡Lo sigo siendo!

¡Aún os recuerdo!