Sangre sin venas

poema de UNA HEMBRA

No escribo poemas,
saco la sangre de mis venas.
Despertaste mis labios,
ahora son mariposas inquietas,
que vuelan de flor en flor,
esperando encontrar tu aroma.
¿Donde estás mi cáctus?
que son tus espinas me matas.
Ven a mí, viento mío,
mi guapo,
ternura de Dios por mi.
Veniste de muy lejos,
y con un simple beso,
me enseñaste a sobrevivir.
En tu amor soy la sangre,
pero no tengo venas...