Otoño de la niñez, primavera de la adultez

No pienso escribir los versos más tristes esta noche, ni escribir como una madre a su descendencia para apegada a su pecho pueda dormir.
Busco ese dulce punto de los humanos donde nada es divino, donde aquel más virtuoso si le das una máscara es un vil asesino.
Reniego de esos amores fugases como una sonrisa en el metro o esos que duran tanto que nunca sabrás si realmente es costumbre o amor verdadero.
Odio las sonrisas de los millonarios, construidas de las almas de millares de esclavos.
Maldigo esos estereotipos que nadie cumple, que solo son una pala para cavar nuestras depresiones.
Saludo a aquel que con la incertidumbre vive, que aprieta su cinturón pues a fin de mes tal vez no llega.
Celebro con aquellos que saben la verdad de esta vida mas no la comparten.
Me apena aquel hipócrita cual científico que descifró el universo y cree en un Dios único.
Me horrorizan aquellos con tanto talento, que lo que yo intenté años, le resulta al intento.
Me martirizan las tardes de viernes donde todos vuelven a casa cansados de su vida, la luz de los semáforos, las palabras del loco de la esquina, que, si bien le digo loco, un par de veces también las he pensado y eliminado al momento ya que por más que piense no llevan a ningún lado.
Quedo sin palabras ante el viejo indigente que perdió todo en un momento y nadie le tendió su mano, ni siquiera le escupieron esperanza, solo le dieron palabras igual que este texto que solo habla de quejas y no soluciones, que se me olvido el romanticismo pues se me acabo la niñez y me di cuenta de todo y es una triste verdad, pero prefiero cargarla solo.
Que, si bien todo esto podría ser una despedida para un suicidio, no soy lo suficientemente valiente, bien lo saben las cuerdas, las pastillas y el vacío, pero ¿qué hacer al respecto?
Me maldigo a mí mismo, por no poder hacer nada más que esto.

Comentarios & Opiniones

Diego M. (no verificado)

Excelente poema, un gusto leer algo tan aferrado a la inocencia aún sabiendo lo dura que es la realidad. Animo y espero sigas compartiendo tus versos.

Critica: 
Azul zorro del más allá

Un abrazo hermano, la vida es un juego, pero no hay nada mas serio que el juego... El hambre de días luminosos es muy grande, pero podemos crear de la nada una historia alegre, finalmente la existencia es aprender...

Critica: 
margarita zapata

Que fuerte y cierto, me da nostalgia de cuando pequeños no entendemos las cosas y ahora solo lo dejamos ser.
Ojala escriba más, narices! Que de un aleteo el ave no llega al cielo, pero espero, algún día, que de un aleteo causes una tormenta!!

Critica: 
Ausaqui

Me agrada el título y coincido con muchos de tus versos, se nota que eres buen observador, mente científica, así expresamos claridad y realidad. Grato leerte.

Critica: 
Franco Alexander Ghiardo

Gracias por sus comentarios, los agradezco de corazón.

Critica: