Respuesta

poema de Cuervo

“No te detengas”
Eran las torpes palabras, que torpemente él le escribía, tan cerca como ella le permitía, tan cerca cómo podía él torpemente se las susurraba, pero no lo suficientemente cerca como él quería y necesitaba, para que ella, las recorriera por su piel.

Y
que
jamás
se
detuviera

“No te detengas” recorren esas palabras de la forma más inusual y precaria, los labios roídos, sucios y malgastados de un rufián que sin colores, ni pinturas, ni nada, la invita a ella a pintar un día, a pintar los días, a pintar un atardecer moribundo, una noche fría, necesitada de la exaltación de un tierno beso.

Y
que
jamás
jamás
se
detuviera

“No te detengas” al parecer él, el tipo andrajoso, se quedaba mudo y corto de palabras, acudiendo con obstinación a decirle una, dos, tres y sin censura, por cuarta vez… “No te detengas”

Y
que
jamás
se
detuviera

Mientras tanto a él, el tipo andrajoso, el rufián sin colores y de labios tarjados, solo le quedaba su lerdo y sincero discurso. De su antiguo baúl de cuerdas sacó unos recuerdos, unos golpes y arañazos, deseos y metáforas, un poco de magia y una estorbosa canción que no entendía, se topó con su utopía, con una locura que arrinconaba y no hizo más que no hacer nada, él con insistencia repetía “No te detengas” llevándola en su piel, pidiéndole furtivamente “no te vayas”

Comentarios & Opiniones

Silvestre

Interesante
saludos y estrellas

Critica: