Tormenta

poema de shultsz

Risotadas, dorados rayos, tormenta
dosel magnifico de los cielos
pestífera humedad, sus cuerpos
espíritus encontrados, escondidos
en un promontorio hueco de maderas y sin techo

Áridos dedos fríos, su mano
como en la tierra, el meñique se frenó
pero el índice empujó

Las risas son besos tiernos
éxtasis desfilan, ya solo dos cuerpos
tormenta y despojo, como león y leona
bajo el cielo enfurecido
un lazo de un conjunto, tormenta
amor y delirio.

Comentarios sobre este poema