Costumbres

poema de Silvia

Desde los tiempos mas antiguos,los lugares
de domingos como siempre
costumbres
Siempre es mucho,mucho es dolor sabroso
y el silencio

Costumbres en mi jardín calaveras de tiempos y preguntas,costumbres y yo en piyamas
con el pelo alborotado
y mis pies descalzos,también costumbre

Asado a leña,y el quejido también de muerte de aquel árbol que ame,costumbres y yo en piyamas recibiendo amigos,al festín de los huesos

Hector sonriendo, en sus ojos se refleja el fuego se dibuja la llama en sus ojos buenos
costumbres y yo en piyamas
solo miraba su sonrisa

Omar destapa el vino tinto, de uvas sabrosas
brindamos,reímos,y yo en piyamas, quiero ese racimo fresco de costumbres,solo bebo

Payaso soy los hago reír y me gusta que rían
que me exploten,como los huesos flacos de un payaso pintado,en piyamas despeinada
en silencio solo costumbres

Charlas acaloradas de políticas,no me importan me importa la gente
Se oye el ultimo llanto de la carne en la parrilla
y me devora correr fuerte, tan fuerte como pueda...

Pienso en las góndolas de los supermercados llenas
y la gente con bolsillos flacos,todo es caro
hay gente con hambre

¿y yo? solo en piyamas con una copa en la mano
porque tengo todo
pero si hay mucha gente con nada
soy costumbre, soy la peste, soy pensamiento
que devora mi interior
No alcanza ayudar, no alcanza rezar, ni dar lo que podemos
Costumbre, ellos ríen, y yo en piyamas
Un asado no es la muerte,es ver morir y sin embargo no saben lo que pienso

Porque llego el invierno,las orejas se tapan,las tristezas se queman, creo que me levante de mal humor...
No es mi costumbre, solo estoy aquí riendo,siendo vegetariana,¿ porque?
muecas en piyamas

Sacaron los naipes, en la mesa del jardín,Omar saco la bandeja de la tía Beatriz,no le gustará.

Pierdo esta mano, la partida uno a cero
mi ser esta mirando a mi plato con los huesos
y mientras ellos hablan pienso en Venezuela
Apenas un bocado, apenas un orgullo, apenas un ser humano, costumbres, sentir en piyamas

Soy un payasito,o un ser que ve la soledad agrietada insolente vulnerable en las manos de asesinos,en un tiempo cargado de egoísmo
y yo en piyamas,payaso de costumbre
me levante de mal humor

No pienses mas, como una costumbre, lo dicen así
y pienso mas, que no me pudriré...
Caminaré sin pisar cabezas, quebrantaré
reglas,desde mi trabajo
desde mi barrio,desde cualquier lugar

habrá costumbres con piyamas pensando
porque si gritamos todos oirán
la lucha de la libertad, la fuerza...
que comamos todos
o muramos ya...
todos juntos,si!! si lo hacemos nadie mas nos asará...

Comentarios sobre este poema