Envejecer

poema de Silvestre

Las piedras y las plumas me han coronado
Y, solo soy un instrumento.
Triste y dulce, hecho de paz
Iluminación...