Argorea Coro de Androcenella

poema de Aserah

El coro de Argorea
Esconde algo trágico
Pero esta noche
Nos uniremos en fuerza.
Habla Eliana, profeta de mí casa
Canta a Argorea
Mí tierra amada
Dile a Gilbert de Magdala que cante ópera lírica
Que su voz de tenor se encienda
Dile a Athena Mara que cante junto a las sirenas y su madre, Metis
Juntó a Lobby, que sea entrenada
Que Aureon, responda.
Que responda Argorea
(Cantarles desde mí trono, con tu voz lírica de tono dramática. Eliana, me siento tan sola, Eliana de Anás, te he escogido, que suenen tus mancuernas doradas, el arpa, el violín y el violenchello. Eliana, ¡Tan trágica es la vida humana! Por eso, me despoje de la humanidad y decidí gobernar en un coro lejano, deja que Alexia, la dama del viento le enseñe a Eneas, su hermana menor el soprano Spinto. Deja las flores crecer, Eliana que se haga mí voluntad
¡Que se abran los libros santos!
Androcenella es un coro lejano que más da
En el coro de los enamorados todos cantan, en Silvestrus, todos viven, jamás morirán, jamás morirán, jamás morirán
Porqué soy inmortal como una flor
Porqué soy inmortal como Pialoceno
Y tengo la fuerza de la estrella Vega
Por eso mí nombre es Ievana
Deja que Jonah también toque su violín
Es tu hermana
Cuídala
Deja que Áurea toque el alud
Deja que Lucy toque la batería
Deja que Athena, entone el arpa con sus dedos blancos.

Androcenella jamás muere...