Carrera contra el tiempo II

Venga, que ni la espina clava
Ni el sol en la noche se marcha
Cada quién ve de manera diferente el alba

Tus palabras hieren más de lo que crees
Explotando como la primera guerra mundial me tienes
¿Cual es la idea de provocarme tanto daño?
Si a final de cuentas yo te quiero de antaño

Versos caídos de tus dedos
Suficientes para darme a conocer el mundo entero
No le pertenezco a lo desconocido
Que yo te quiero ya por muchos es sabido
Brincar de aquí a la luna se me hace pan comido
Tu eres mi impulso preferido

Cielos grises, vacíos de hospitalidad
Marchémonos a un lugar
Donde nuestros pensamientos podamos hallar
Será adecuado este amor fugaz, me pregunto
Y al ver mi reflejo en tus ojos me inmuto
Mi cabeza me dice si, el corazón que debo esperar
Esperar a que las cenizas me dejen volar de este bar

Rumbos desconocidos por caminar
Palabras entrecruzadas mientras conocemos ríos
Ríos álgidos, corazones tenues
Que ni tu ni yo sabemos nuestro destino
Mejor vamos a probar suerte en otro camino

Se me acaba la tinta, se me acaba la imaginación
Tu cara ya se destiñe de tanto pensarte
Perdón si te molesto, no es mi intención
Hago lo que puedo por agradarte, mas pareciera incomodarte.

Universo pequeño para tantas cenizas
El papel me queda incómodo, las palabras se deslizan
Con exactitud cada detalle de ti asimilo
Me estoy quedando afónico, sordo y solo por ti respiro
Motor que da y da, sin esperar que acabe el compás
Corazones rotos en búsqueda de paz
Impotencia refugiada en una sonrisa sin felicidad
La vida parece cruel estando rodeada de comodidad

Recorrer de norte a sur nuestros horizontes
Ver que las burbujas floten rezagadas de compañía
Mientras la celosa luna nos aplaudía
No había cabida para tanta galantería
Qué más da esperar al anochecer para verte, mujer
Sabiendo que te veré, desde la mañana ya empiezo a florecer
Izar la bandera de tu cuerpo en mi frente
Y que las bellas franjas monocromáticas me hagan retorcer
No hay nadie mejor que tu, al parecer...

No me hagas sentir idiota
El sentimiento de culpa ya viene mal
Mejor vamos a caminar junto al mar
Antes que el amor derrame su última gota
Hagamos que las olas sean caricias
Que el viento sea un beso
La arena los malos momentos
Dejados atrás con el tormento que nuestro amor dejó violento

Agotados dedos, enfocar palabras es una odisea
Mas cuando pienso en ti
Las palabras nunca escasean

Vivas manchas de duros momentos
Exánimes pasos que quedaron al descubierto
Hoy por ti mi amor es inmenso
Ven a curar este corazón mugriento

Me pesan tus caricias, yo no las merezco
Pero para qué voy a mentir
Si en otro las veo, por ti me desvanezco

Sentémonos en el muelle
¿Ves la vida pasar?
Cada instante nuestro amor lo malo repele
Es como si cada segundo al pasar
Se sintiera culpable por nuestro cariño agotar

Juntos haremos de lo oscuro algo brillante
Espérame con entusiasmo
Aunque llegue con unos trapos y me sientas asco
Me compadezco yo mismo, pues vendí todo para traerte este saco
Entramos, nos besamos y nos marchamos
Ahora todo será mejor, en tiempos cuando el amor
Se pueda vender y de hacerte feliz no tenga temor

Vivamos algo increíble, toma mi mano
Te llevaré a recorrer lo desconocido
Cultivemos lo que dejamos plantado
¿Y qué ha pasado?
Pensé las semillas del amor habían bastado
Sin embargo, con estos restos de mi corazón
Nos hemos encontrado.

Comentarios & Opiniones

JAIME REYES(JAIME REGAL)

Versos caídos de tus dedos
Suficientes para darme a conocer el mundo entero
No le pertenezco a lo desconocido
Que yo te quiero ya por muchos es sabido

bellos versos poeta, es un gusto leerte saludos.

Critica: