SINFIN

poema de Mario

SINFIN
Hoy es el segundo o tercer día de los muchos días que sigue amaneciendo frío y lluvioso. Salgo y miro las plantas que siguen durmiendo, algunas ya muertas, desparramadas mientras los gusanos se aprovechan.

A través de esa ventana abierta, con las cortinas húmedas y pesadas, no entra ni la más ínfima mosca. Nadie se asoma, ni siquiera los espantos que habitan tu cuarto.
Me meto resignado a no escuchar nada, pero te miro esquinada. Temblando de miedo, encorvada y más vieja. Golpeando la pared como si alguien te hablara del otro lado. Desahuciada como casa abandonada. Te quedas quieta, muda como un féretro. Esperando quizá el rayo de la muerte.

No puedes descansar, ya no sabes lo que es tenderse en la cama llena de cansancio. Prendes y apagas las luces, como si hicieses señales a las sombras. Corres, te paras enfrente de la puerta principal, arreglas la mesa para alguien que viene a cenar, pero que nunca llegará. Tomas el teléfono y se escucha la marcación de los números indiferentes e indescifrables. Alguien se comunica contigo y te exige respuestas. Te enemistas con la gente, luego escuchas la voz de tus hijos perdidos que te piden auxilio, sales y tiras los salvavidas por la borda, caen al agua y ahí se quedan flotando. No hay marineros ni barcos que celebren tu hazaña. 

No comes, no duermes, no levantas la mirada. Buscas entre papeles, los documentos que te indiquen las coordenadas que te han susurrado tus huéspedes. Te cubres la cabeza, muerdes las toallas, vives a oscuras como desterrada por la luz, tú voz murmura conversaciones secretas.

Apenas me escuchas, pero yo no soy real para ti. Estás como en una cárcel, presa entre cuatro paredes sin una escalera que te ayude a subir, a escaparte de ese letargo; porque estás atrapada en un sueño, en un profundo sueño. ¡Hipnotizada! Y te quedas quieta, quietecita, como flor aislada. Muda como un féretro, esperando quizá, el rayo fulminante de la muerte que te libere de esa pesadilla que aún no cesa. 

Música: Chopin- Nocturne 9. Op. 2

Comentarios & Opiniones

Falstaff

Acabas de describir el alma que me acompaña; arrinconada y húmeda, sola, ausente y desahuciada...
Muy buenas tus letras estimado poeta, ha sido grato leerte, con la lluvia y la oscuridad como el mejor escenario.
Saludos cordiales.
Adrián.

Critica: 
JoseNatividad

Excelente!!!

Critica: 
La Dama Azul

Caballero, la lectura de vuestras letras ha estremecido mis fibras...
Encuentro entre sus letras un lienzo trazado por líneas exactas que retratan con exactitud el estado de letargo que describe.

A vos mis saludos y un abrazo de paz y fortaleza.

Critica: 
Mario

Gabriella, qué gusto saber de ti. Hoy publico esto que puede parecer tan desolado, tan desolado como la tierra más inhóspita. Sin aire, sin sosiego... las letras dicen mucho más que nuestras palabras.

Recibe mi respeto y admiración. ¡Abrazo!

Critica: 
Mario

Falstaff aprecio sus comentarios, estimado colega. Que esté muy bien donde quiera que esté.

Critica: 

Comenta & Vota