DE OTRA FUNCIÓN II

poema de Mario

JACKY... JACKY... JACKY

Es más de medianoche, estás del otro lado de la cama aun soñando en no sé que cosas. Yo me levanto, y miro a través de la persiana a una gran ciudad que no duerme jamás. Y yo te miro completamente desnuda, y parece como si te estuvieras hundiendo en la espesura blanca de las sábanas. Me visto la bata y me sirvo un trago, coloco la aguja sobre un disco de Stan Getz. Me sirvo otro trago y me paro a mirar de nuevo entre los bordes de la persiana. Volteo a mirarte otra vez, y ya no estás. Creo que te has ahogado ahora así completamente, o quizá te estás duchando o estás peleándote con el servicio—relata Jacky en su mente.

Se vuelve a acostar, dejándose caer de espaldas. Posa sus manos sobre su nuca, mira la luz de la lámpara,  e intenta apagarla con alguna clase de telequinesis que aprendió en un manual sobre psiquismo. Se acuerda de fumar, se palpa los bolsillos, y entonces llama a Ramona. ¿Tienes más cigarrillos?—preguntó Jacky. Creo que hay otro paquete en mi bolso—contestó amablemente. Jacky registra el bolso de Ramona en busca del paquete, encuentra el paquete y un pequeño revolver. Mira el revolver con atención, lo revisa y lo devuelve al bolso en cuanto escucha a Ramona salir de la ducha. Jacky no dice nada, mientras tanto no aparta la vista del bolso y de algún movimiento en falso.

Ramona se abotona la toalla a la cabeza, se perfuma, se vuelve a maquillar, va a su bolso y saca un cigarrillo, e inmediatamente Jacky le alcanza el mechero. ¿Por qué llevas un revolver en tu bolso?—pregunta Jacky a Ramona. Las calles son peligrosas, y muchas veces se encuentran patanes—responde sincera. ¿Y yo soy un patán?—vuelve a preguntar Jacky. No, tú eres como algo lindo que se dice en un momento donde hacen falta caricias, pero que no vuelve a decirse jamás. A lo mejor.... Creo que no me entiendes—contesta Jacky— esta noche te he raptado, te he robado inocencia, te he presentado al hombre o tal vez, es que te he hecho mía a la fuerza.

Ramona calla por un momento, entonces le contesta con suavidad a Jacky—a lo mejor tenía que ser así. Tenías que tomarme y llevarme, traerme hasta tu habitación y luego, decirme cosas que nadie me había dicho nunca. Desvestirme con la imaginación y emoción de un niño... Eres un
tipo raro. Creo que nunca duermes, ¿cierto? Ríes en lo impensable y eres serio a la vez. ¿Qué clase de combinación es esa? ¿O eres serio o eres risa? No se puede ser los dos. Aun así, creo que te comprendo. Gracias por todo, Jacky. Al final y después de todo, te has convertido en un héroe—finaliza Ramona, que toma el revolver y apunta a su cabeza. ¡Bang!... ¡Nooooo!—se escucha gritar a Jacky en un último intento.

Tan luego vio a Ramona perder la vida y, ahogada ahora si por la charca de su sangre. Jacky, comenzó a sentir un aire enrarecido que le comenzaba a apretar el cuello. Un nudo que le estaba quitando hasta la respiración. Inmediatamente abrió la ventana y como pez sin agua, se zambuyó en el aire. No se dio cuenta que la otra mitad de su cuerpo también estaba asfixiándose, por lo que de igual manera quería meterse al aire.

¡Plaf! Se acabó.

Música: Stan Getz - Little Girl Blue

Comentarios & Opiniones

ÁNGEL MENDUIÑA IRIBARREN

Muy buenos tus relatos, Mario. Un placer leerlos.

Critica: 
La Dama Azul

Caballero, la continuidad de el trabajo presentado, invita a continuar al escenario de una novela grata.
El final inesperado y eso lo vuelve audaz.

Reciba mis siempre saludos.

Critica: 
La Dama Azul

"No, tú eres como algo lindo que se dice en un momento donde hacen falta caricias, pero que no vuelve a decirse jamás."...

Critica: 
Mario

Ángel Meduiña Iribarren, agradezco el tiempo en lectura y deleite que causan estas breves historias.

Critica: 
Mario

Gabriella, recibo con gusto el entusiasmo tuyo que contagia al buen ánimo. Te agradezco continuamente el compromiso y la atención que otorgas a la obra en boga.

Critica: 
Erasmo

Me ha gustado mucho. La música y la literatura siempre han convivido en mí. Saludos fraternos.

Critica: 
Mario

Erasmo, nombre de caballero 'amable' y 'deseable'. De 'erudición'. De origen argentino. Gracias por su lectura. Conparto los misno sobre la música y la literatura.Cortázar pensaba lo mismo.
Reciba mi respeto y admiración. Lo sigo desde siempre. Ya.

Critica: 

Comenta & Vota