Ambivalencia Post mortem

poema de Mario

La muerte, esa muerte que se acerca
aquella que me asedia con sus manos
deseando que la tome sin chistar
en este carnaval de parcas y diablos

quien me toca desde las entrañas
tapando mi miedo con su manto.

-¿A quién desde la muerte vengo yo a ver? -me interpela-. ¿Acaso no es suficiente castigo ser un muerto que convive con los vivos? ¡No existes! -Me levanta la voz-.

Es mejor, esta vez
desahuciarme

quitarme esta tos
errante de tabaco.

Beberme el último trago.
El último adiós.

¡Chau!

Comentarios & Opiniones

Penelope

Que estilo Mario! Me encanta como presentas esa idea de la muerte, como provocandola con esa actitud rebelde. Aplausos y un abrazo!

Critica: 
Mario

Gracias Penélope. Últimamente, le escribo a la desolación, al álamo. Pero me alegra que te guste también como a mi me gusta empaparme con tus versos, endulzarme la lengua.
¡Abrazo!

Critica: 
María Cruz Pérez Moreno -acnamalas-

Buen escrito muy particular con final de ahogo. Saludos y feliz día Mario.

Critica: 
Mario

Maria Cruz Pérez Moreno, bienvenida a mi espacio. Agradezco el comentario y tu tiempo en la lectura.
¡Abrazo!

Critica: 
La Dama Azul

Caballero comparte vos un cuadro intripstectivo, dentro de un escenario cubierto por al desolación para cerrar con líneas cruciales que dejan un sabor que anhela la continuar la lectura.

Reciba mis cordiales saludos.

Critica: 
La Dama Azul

"¿A caso no es suficiente castigo ser un muerto que convive con los vivos?. ¡No existes! -Me levanta la voz-."...

Critica: 

Comenta & Vota