Crónica de una Salamanca que apenas musita - XXX [Prosa poética]

poema de R. Algaba

Me gustabas, me encantabas, te quería. Te quería como para compartir espacio y tiempo. Te quería como para compartir verbo y silencio; noche y día; vida y sepulcro. Pero ahora, con tiempo y tierra de por medio, lo he comprendido. No te he querido a ti, sino a lo que yo podía ver de ti, lo que he vivido contigo, lo que hemos sudado bajo las sábanas. Sin embargo, todo cambia, nada permanece (estúpido y seductor Heráclito). He amado durante un período de tiempo concreto a algo reducido en el espacio.

Pero ya no puedo escapar a lo inevitable. Ya no te quiero.

Y soy feliz.

Comentarios & Opiniones

Vota & Comenta