Mamen nunca me ha hecho reir

poema de Ramón Romero

A pierna suelta nunca
Es sería como corresponde a las brujas.
Además me robó la risa y no para hacerla suya.
Solo creo que por que al robårmela yo perdía la mejor ayuda contra sus brumas.
No conseguirás nunca
que deje las lunas
ni tú ni ninguna
Maluva.
Es cosa seria hacer una fruta
pequeña adulta
madura
preparada para mecer cunas.
Para echarlo a la lucha
para que calme sus dudas
y te tenga profunda
sin hacerse más preguntas.
Pues yo no paso por más curvas
me marean y me obtusan
me gustan y me asustan
me derrumban y me nublan.
Tal vez no fui hecho para esas oscuras
tal vez nací para responder preguntas
tal vez las cucas
sean mejores compañeras y me abundan
No quiero a nadie que asusta
que se mueran de miedo sin el que les escuda
que de pavor se queden mudas.
Que se descubran
chulas
suban las burbujas
la temperatura.
Que se quiten el burka
que lleguen a las alturas
que derriben culturas
que las tiene nulas.
Pero que sí me permiten sus ricuras
yo me cambio ahora mismo por una
por su fortuna y esa suma
que alumbra.
Tiene que ser la hostia replicarse y sentir como crece en tu vientre
algo que al tiempo te pertenece
y al momento es independiente
diferente pero sientes que sin ti se queda a su suerte y a las fieras que se lo alimenten.
Que prefieres tu muerte
antes que tú presente
para gaya la terrestre
haga de tu nene lo que le parece.
Y te le enfrentas a muerte
y ella cede mientras puede
pero puede que ya no pueda dar más leche de sus mamas para tanta especie diferente
y como las perras con demasiada camada
sacan al que sobra para que vivan
sus mejores descendientes.
Y nosotros,que nos llamamos inteligentes y nos consideramos la élite, ya nos ha dicho por activa y por pasiva, que no nos quiere, y nosotros erre que erre, que nos creemos con derecho a su pecho, y me temo, que o cambiamos el crecimiento a costa de los recursos exiguos que nos ofrece, ya expoliada con tanto ingente, que nunca tiene bastante; o viajamos por el espacio y conquistamos otros mundos que nos surtan de materias; o desgraciadamente, para nuestra especie, nos matará para preservar a las demás.
Yo apuesto a futuros a que nuestro relevo como momentáneos dueños del terreno, lo tomarán de nuevo los insectos. De cierto es que nunca han dejado de serlo. Pero nosotros tan egocéntricos nos creemos el centro de todo.

De los jurásicos sobrevivieron los pájaros.
De los humanos sobrevivirán los que estén en el espacio y expandiendo con éxito este puto mono violento, pero ya sin techo, sin océanos, sin oxígeno, sin nuestro medio que nos vio naciendo, y que por supervivencia nos escupió como un excremento.
Toy contigo planeta herido.
Danos ya el pasaporte.
Más vale un billón de especies.
Que un despreciable y desagradable que nunca tiene bastante.
La cosa está que arde.
Para el verano que viene,
el que no se meta en una cueva, como los de antes, se muere de una calentura en el cogote, o por falta de aire en los pulmones.
Van a faltar respiradores para todos.
O nos pasamos al hidrógeno como energético, o hasta aquí hemos llegado, primos hermanos, con tanto cerebro.

Comenta & Vota