Nica me vendo

Chúpame la callampa
con quesillo
y
también el escroto
que hace mucho
que no me lavo el poto.

Si tu pretendes que me venda
mejor anda soltando la lengua
que si todos nos vendemos por un monto,
créeme que el mío
será bien costoso.

Si quieres que yo diga
lo que quieres escuchar
hay una sillita ahí
mejor que esperes
y ojala
no saques raíz.

Porque
por más que
me griten
y
odien
no obtendrán de mi lo que proponen.

Autor:
Palabras: Nico Scepanovic.
Imagen: Nico Scepanovic.

Comentarios sobre este poema