Náufrago

Marcaste mi alma como nadie se había atrevido, plasmaste tú imagen en mis ojos y ahora te vas, te vas y dejas un vacío enorme que no creo llenar, te vas y me dejas herido, te bajas de barco y ahora no sé cómo seguir navegando.
Cada lágrima, cada sollozo, cada pensamiento me lleva a ti.
No sé cómo voy a alejarme de ti, no sé como voy a dejar de pensarte, no sé como dejar de sentir tantas cosas en mi pecho cada vez que alguien me hable de ti.
Te voy a odiar por no luchar pero del mismo modo te amaré por lo que me hiciste sentir.
Te voy a esperar lo que sea necesario, seguiré aquí, tan tuyo, como siempre lo fui.
Curaré y tomaré el timón de esta situación aunque mi fracturada alma me pida dejar de continuar.