¿ Dónde queda el amor ?

Siempre intenté buscar un poema que la describiera, en varios autores y en varias situaciones pero nunca lo logré hasta que la vi, hasta que supe que lo tenía a mi lado. Siempre fue un poema hermoso mirarte a los ojos, palpar tu piel y sentirte, es una sensación hermosa qué nunca llegué a tener.
Hace unos días la volví a ver y el corazón se quiso salir de sitio, supe que no era el mismo lobo hambriento en busca placer, supe que ahora ella era mi luna llena, la que hacía ahullar mi alma, la que me protegía con sus sentimientos y compañía.
El amor queda en el sitio que elegimos en el que fuimos felices y en el que sabemos que dejamos de ser una fiera y simplemente llegamos a ser más humanos.
Su presencia reconforta y nos llena de placer.
Te esperaré, siempre te esperaré, porque el amor, ese que enciende mi alma quedó en ti.