Esto fue mi invierno

El rosa de la pared se a vuelto frío.

Tendrías que ver, sale vapor de mi boca al respirar.
Como si el invierno se hubiera metido a mi pieza, y haya decidido pasar aquí la temporada.

Acá solo estoy yo, y una planta que intenta sobrevivir a las pocas horas de luz.
Torcida, envuelta entre ella, desea que alguien venga a rescatarla.

Por el umbral, se ven sombras abrumadas, vivientes pero llenas de miedo.
El eco de sus gritos resuena como el campanario de una iglesia, los domingos.
Cuando te avisa que la misa terminó.

Aunque crean que mi cadáver yace recostado sobre la cama,
cada tanto me asomo a la ventana a ver si hay alguna novedad.

Los perros ya no ladran inquietantes, ladran misteriosos casi exhaustos,
por lo bajo,
como si alguien les hablara y explicará que lo que sucede no es más que una pequeña parte de un
futuro quieto.

Comentarios & Opiniones

Azul zorro del más allá

Muy interesante y hermoso, la felicito...

Critica: 
Luna Anaranjada

Muchas gracias, saludos.

Critica: