Un deseo en las estrellas

Ella vio brillar la luna muchas noches,
al deslizarse una estrella fugaz
pedía siempre el mismo deseo,
en el espacio infinito vagaba en silencio.

De sus ojos las lágrimas rodaban,
su tristeza era por la ausencia de un cariño
que por cosas de la vida el destino separó,
dejando en su alma un hondo vacío.

Muchas primaveras pasaron,
pero ni el tiempo ni la distancia
han logrado borrar su recuerdo,
en su corazón aquel recuerdo siguió brillando en noches oscuras.

Con lágrimas en los ojos y sufrimiento en el corazón,
comprendió que en su ausencia buscó lo mejor para sus vidas,
aunque a su alma le causara una honda herida
al decirle adiós a quien más quería.

Hoy después de muchos años, lágrimas y desvelos,
sólo ha pedido un último deseo,
que antes de morir Dios le conceda volver a verlo.

Un deseo en las estrellas.
Miriam Palacios Luna

Comentarios & Opiniones

Elmusiquito

Está muy bonito el poema, es un estilo carta, estilo epístola. Un saludo

Critica: