Venciendo a la tristeza.

VENCIENDO A LA TRISTEZA.
______________________________

Aquella noche,
te vi esconder una pena
en tu sonrisa,
y tu sollozo; en la lira de una quena.

Te escuche declamando al silencio
murmurando a la soledad
arrullando al gemido
conversando con la ansiedad.

Detrás de la lucera la vi escondida
a la ojerosa tristeza; vestido de dolor
de sombrías alas caídas
enturbiando nuestro amor.

Al abrir la puerta
se hallaba la tristeza y el desamor
en una lúgubre conversación
hablaban de mi amada y su clamor.

Les dije; ¡ Apártense del paso !
me miraron y prosiguieron su conspiración,
en una noche áspera y espinada
de fúnebre confabulación.

¡ Despierta gigante escondida !
que el amor aún no ha caído
las alas de mi amor con fulgor baten
en esta noche azul encendido.

¡ Por su amor sagrado que me inspira; luchare !

La conocí volando en una estela
descendiendo en un pétalo de rosa,
conversando con las orquídeas
muy dulce y animosa.

La vi coger mi suspiro
con sus pupilas enamoradas,
morder mi nombre con sus besos
en un cántico de celestiales hadas.

¡ Apártense cavadores de sentimientos !
yo nací con su amor en el alba
me arrope con pétalos de sus labios
volando con su aroma mi piel en calma.

Corrí hacia mi habitación,
ella con sus labios aún dormidos
sus parpados caídos, sus manos entre las mías, le dije; ¡ te amo !
y me beso el alma con sus ojos idos.

La abrase como poesía al alma,
cogiendo un roció de la aurora
la puse en su labios grana
y la bese con fulgor de mi alma que dora.

Y al asomarme por la lucera
vi alejarse despavoridos a la tristeza y desamor
cubierto de rosas y versos
vencidos por el aura de nuestro amor.

__________________________________

Leonardo Sarmhi.

Derechos Reservados del Autor.
Leonardo Sarmiento López.
16 de julio del 2017.

Lima – Perú.

Comentarios sobre este poema