Cuarentena

poema de Galan

Son días de silencio y aplausos,
mi madre contiene el aire,
las calles están ausentes,
los bares de luto,
los depresivos pasan a ser suicidas en potencia.

Los ya vividos compaginan la soledad
con las amenazas diarias,
los sanitarios en duelo con la muerte
latiendo entre la asfixia y la impotencia,
las funerarias han doblado turno,
hay pocos llantos en los entierros
y las terrazas abiertas como sí
Lorca hubiera muerto de nuevo.

El miedo se escurre entre
la distancia de seguridad,
ahora los niños reciben poca luz,
son días de charlas sin abrazos,
los parados se multiplican,
los enfermos se multiplican,
los muertos se multiplican y se elevan.

Las llamadas encienden esperanzas
y a su vez los días las nublan,
están los enamorados atrapados
y las mujeres con sus maltratadores
sin tiempo para olvidar su infierno.

Incertidumbre y malas noticias
como pan de almuerzo,
gobiernos sin respuestas
y mucha gente con preguntas.

En los hospitales se vive
la tercera guerra mundial,
en los colegios ya no suenan pelotas,
el petróleo está sin coches que lo derrochen
y los telediarios nunca fueron tan aburridos.

Los cautivos se consuelan
con la victoria a posteriori en ruinas,
en los estadios ya no se grita
y el pueblo ya no protesta por su miseria.

Los abuelos ya no reciben besos,
los músicos ya no revientan salas,
hay más viajes en duda que a la vista
y las casas ahora son cárceles cómodas.

La globalización nunca tuvo
una consecuencia tan notoria,
todos los civiles viven en su trinchera
y las balas han perdido el sentido
que nunca tuvieron.

Son días de resistencia,
las diferencias se han puesto
en cuarentena hasta nuevo auxilio,
poco queda más que observar
y lavarse las manos,
lo único positivo es que
al menos el planeta respira más tranquilo.

Descansen.

Comentarios & Opiniones

Lucia

"Los abuelos ya no reciben besos,
los músicos ya no revientan salas,
hay más viajes en duda que a la vista
y las casas ahora son cárceles cómodas."

Excelente poema que el autor lleva de la mano, con precisas metáforas. Me encantó. Un placer.

Critica: