Días extraños

poema de Japi

Puedo ver tu nombre pintado en la pared,
a través del cristal pasar las horas,
sentado en el peldaño de la escalera,
el día está por terminar.
Días extraños pensando en ti,
no puedo hacer nada,
se me van las ganas de sonreír,
no puedo respirar,
ni enfrentarme a la realidad,
pero sé que volveré,
al lugar dónde soñé,
por primera vez,
con el cielo azul sobre mi cabeza
y la tierra bajo mis pies.
No puedo seguir tu mirada
con la luna llena sobre el mar,
no puedo abrazarte porque no estás,
pero puedo sentir mis dedos sobre tu melena,
tus ojos mirándome me hacen llorar.
Días extraños cuando tu no estás,
días extraños que me hacen llorar,
días extraños,
extraño tu compañía,
días extraños,
días.

Comentarios sobre este poema