Nostalgia

Se ciernen las nubes de una noche tormentosa.
Aladas; palomas de tristeza en mi repisa.
Caen gotas de marfil, y plateado celestial,
Mojando al salón; solitario y amarillo.

Afuera: el blando viento, y un tenue brillo;
Bajo el yermo, hibernando un averno floral.
Las horas afanadas, van a paso, aprisa,
En el eco de un reloj que en la pared se posa.

La tiniebla me retuerce en un dorado baño.
Un cósmico cadáver, de raquíticos huesos,
Se calcina y deshace como luz del ambiente;
La deriva agita: los montes; al abismo...

Un sueño en la vigía mi nostalgia hiende,
Entre veredas; caminos sellados, ya presos.
La tierra, renaciendo sobre el gérmen de antaño,
Barre sus recuerdos como un breve espejismo.